Costa Rica, C.A

Contáctenos

Inicio / Nacimiento humanizado / Toda mujer y todo recién nacido tienen derecho a recibir atención en salud de buena calidad.

Toda mujer y todo recién nacido tienen derecho a recibir atención en salud de buena calidad.

Llamado a la acción: Toda mujer, todo recién nacido, en todo lugar, tienen derecho a una atención de buena calidad

La salud materna adecuada es un derecho humano, así como una condición y un determinante de la salud del recién nacido, del niño y del adolescente, y en

forma más general, del desarrollo sostenible. Entonces, ¿qué pasos deben dar las comunidades locales, nacionales y globales para alcanzar la visión de los

Objetivos de Desarrollo Sostenible de reducir las muertes maternas a menos de 70 por cada 100.000 nacidos vivos para el año 2030?

La Serie Lancet 2016 sobre Salud Materna propone a todas las partes interesadas el siguiente plan de acción, y trabajar conjuntamente para concretar la visión

de la Estrategia Mundial para la Salud de la Mujer, el Niño y el Adolescente.

• Calidad: Los asociados deben priorizar los servicios de salud materna de buena calidad y basados en evidencias, que respondan a las necesidades locales y que

sean capaces de hacer frente a los desafíos emergentes. Es esencial que los servicios de salud materna comiencen con la prevención (por ejemplo, planificación

familiar y aborto seguro donde sea legal), se adecuen al contexto, estén interconectados a lo largo de toda la cadena de atención y sean capaces de abordar la

creciente diversidad de la carga de mala salud materna.

• Equidad: Los asociados deben promover la equidad, por ejemplo, a través de inversiones en coberturas universales de salud—un mecanismo para lograr los

Objetivos de Desarrollo Sostenible—que deberá incluir un fuerte núcleo de servicios de salud materna que llegue a cada mujer, en cualquier lugar del mundo,

con una atención de buena calidad, sin que ello genere dificultades financieras ni empuje a las familias a la pobreza.

• Sistemas de salud: Los asociados deben invertir en fortalecer los sistemas de salud como un todo, incluyendo los sistemas de datos y vigilancia, la capacidad de

los centros de salud, servicios médicos de emergencia vinculados y una fuerza de trabajo de salud calificada, de manera que puedan responder a los cambiantes

contextos de vida de las mujeres, y que sean resistentes ante los impactos y las amenazas ambientales que sufre la salud materna y del recién nacido.

• Financiamiento: Es necesario un financiamiento sostenible en la salud materna para mantener las conquistas logradas en salud materna y para acelerar su

progreso. Con el reciente crecimiento económico de los países con bajos y medianos ingresos, argumentar a favor de invertir en la salud como catalizadora de

desarrollo social y crecimiento económico, es crucial para asegurar la atención y el apoyo políticos.

• Mejor evidencia: Para mejorar la calidad de atención localmente allí donde las mujeres reciben atención, es esencial contar con mejor evidencia local

proveniente de la auditoría de rutina y de sistemas de manejo de información en salud fortalecidos. Se necesitan indicadores más inteligentes que permitan

medir la verdadera carga de salud materna pobre, informar la atención y la política en salud materna basada en evidencia y mejorar la habilidad de los

sistemas de salud para brindar atención en salud materna de buena calidad para todos. Una mejor evidencia proveniente de la investigación también ayudará

a construir una plataforma sobre la cual todas las partes interesadas—locales e internacionales, públicas y privadas—puedan abogar por la movilización de

 

recursos, aprender de los éxitos y fracasos de los programas, fortalecer las leyes y políticas, y promover la responsabilidad mutua.

 



30-03-2017 LANCET MATERNAL HEALTH SERIES 2016 PDF  (0 bytes)