Costa Rica, C.A

Contáctenos

Inicio / Embarazo, Parto, Posparto y Crianza / El parto / Partos complicados / ¿Qué hago si mi bebé no nace antes de las 42 semanas?

21/12/2009

¿Qué hago si mi bebé no nace antes de las 42 semanas?

La mayoría de los bebés nacen después de la FPP (fecha probable de parto) que es el día en que usted cumple las 40 semanas, solamente alrededor de 3% de los bebés nacen  en la FPP.  No se preocupe si su bebé no ha nacido antes de las 40 semanas cumplidas.  El promedio de un embarazo saludable es de 38 a 42 semanas y es posible caer afuera de este promedio y no tener complicaciones, por esto es que algunos especialistas consideran que el parámetro normal es de 37 a 43 semanas.

Si su bebé nace después de la fecha, será más maduro, desarrollado y fuerte para adaptarse a las condiciones externas.  En muchas países o culturas occidentales, es recomendable que la mujer no diga la fecha – FPP – a sus familiares y amigos por que existe demasiado presión social, es decir, si el bebé no nace antes o en el día indicado, empiezan a preguntar por que el bebé no ha nacido todavía, y así plantean una duda en la mente de la mujer cuando en realidad todo marcha bien.

Si usted está sintiendo presión o preocupación sobre la fecha en que nacerá su bebé, no disfrutará los últimos días del embarazo, y además la alta sensibilidad emocional – propio de su estado hormonal - le expone al riesgo de perder su confianza personal.  Pida a la persona más cercana que le apoye en estos momentos, para mantenerse fuerte y optimista. Recuerde que la mayoría de los bebés nacen entre la fecha probable de parto (40 semanas) y antes de los 10 días después de la fecha probable.

Si usted pasa  los 10 días después de la fecha probable, podría ser por que el ciclo menstrual en el mes en que se embarazó fue largo o que su ovulación fue más cerca del final del ciclo -  en estos dos casos la concepción hubiera sido más tarde de lo usual.  Además existe evidencia novedosa que las mujeres podríamos ovular varias veces durante un ciclo menstrual, lo cual implica que se podría embarazar en cualquier momento del ciclo, y por lo tanto la fecha calculada para el parto sería inexacta.  Recuerde que la manera usual de calcular la fecha es basada sobre un ciclo de 28 días y la ovulación a los 14 diás. Si eso fuera cierto en el caso suyo, podría ser que tiene varios días menos de embarazo.

Asimismo, podría ser que le calculó su fecha probable con un ultrasonido, especialmente si usted no supo cuando se embarazó o cuando fue su última regla.  Se sabe que la fecha calculada con ultrasonido no es preciso, se puede variar unos días hasta una o dos semanas. Si usted sabe la fecha de concepción o la fecha de su última regla – y sus ciclos son muy regulares – es normalmente más preciso para estimar las fechas con este método que con ultrasonido.

Para estimar su propia fecha probable de parto tomando en cuenta el número de días de sus ciclos menstruales:
Primer día de su última regla + 9 meses + 7 días + número de días más o menos de 28 = Fecha probable de 40 semanas
Por ejemplo, Alicia tiene ciclos normalmente de 33 días. El primer día de su última regla fue 12 de agosto de 2009.  Añade 9 meses + 7 días + 5 días (33 – 28 = 5) = FPP 24 de mayo de 2010.

Siempre cuando usted esté saludable, su embarazo sigue desarrollándose normalmente y su bebé sigue moviéndose y creciendo bien, no se preocupe por el atraso.  Al contrario, si usted no se siente bien o si tiene una intuición que el proceso o su bebé no está bien, hable con su clínica o el profesional que le hace el control en el embarazo sobre la posibilidad de provocar el parto, y las opciones existentes para hacerlo.

Existe pruebas que le puede hacer para ver la condición de su bebé. Se utiliza un equipo del ultrasonido para estimar el peso del bebé, la cantidad de liquido amniótico, la cantidad y fuerza de los movimientos de su bebé y otras indicadores de su bienestar. Se las puede hacer si usted está inquieta, si existe evidencia de que el bebé no esté bien, como por ejemplo, que no se mueve o no crece, o si el embarazo se hace evidentemente prolongado. Recuerde: si su bebé nace hasta las 42 semanas, no hay nada anormal, y los bebés casi siempre provocan sus nacimientos cuando están listos para salir, para adaptarse al mundo fuera del vientre materna.

Observe movimientos fetales. Usualmente se nota que el bebé mueve con menos fuerza o frecuencia en los días anteriores del parto.  Es por que el bebé se está acomodando (encajándose) y alistándose para la salida, y usted no se debería preocupar.  No obstante, aún con menos espacio para moverse, su bebé debería seguir pateando, y si usted cree que ya no está moviéndose como debería, escoja una hora en el día cuando usualmente se mueve bastante, relájese y ponga mucha atención a los movimientos de su bebé.  Podría anotar la hora en un papel cada vez que se mueva, y probablemente se sentirá segura, por que sigue moviéndose.  Al contrario, si su bebé es poca activa, o usted está preocupada, vaya a la clínica o hospital, o contáctese con su especialista. Podría ser que la placenta no está funcionando tan bien y por eso su bebé se está faltando el oxígeno o nutrientes que requiere; para descartar o confirmar esta posibilidad, pida que le haga un monitoreo fetal.

La decisión de provocar el parto.  Si decide que es necesario provocar el parto, busque diferentes opciones si la situación lo permite.  Si realmente no existe suficiente evidencia de que provocar el parto es mejor para usted y su bebé, trate de disfrutar los últimos días – se puede salga con su familia o amigos a pasear. Aproveche por que cuando llegue su bebé no tendrá tanto tiempo para pasear.

No se quede haciendo nada y esperando su parto, preocupándose cada vez más. ¡Mantenga el ánimo en alto - pronto tendrá su bebé en brazos!