Costa Rica, C.A

Contáctenos

Inicio / Proyectos y servicios / ESCUELA DE DOULAS CODIGO DE ETICA

ESCUELA DE DOULAS CODIGO DE ETICA

CÓDIGO DE ÉTICA DE LAS DOULAS DE LA ESCUELA DE DOULAS MAMASOL

Confidencialidad: la Doula está en la obligación de mantener de forma confidencial toda la información o experiencias provenientes de la madre que acompaña.  La Doula no debe revelar ningún tipo de información, fotografías, datos del acompañamiento por ningún motivo, salvo que la madre le otorgue expresa autorización para hacerlo por escrito.

Transparencia: la Doula debe ofrecer información veraz basada en evidencia, debe desarrollar sus funciones de forma integral asumiendo las responsabilidades y limitaciones de su rol.

Proteger la reputación de la Profesión. La Doula mantendrá los valores, la ética, el conocimiento, y la misión de la profesión, y tendrá presente que su comportamiento, si es impecable y de acuerdo a los principios de este Código de Ética, causará una impresión favorable de nuestra profesión ante personal médico y abrirá las puertas a otras Doulas para trabajar en ese hospital o institución.  Una Doula que no cumple con el Código de ética y causa una impresión desfavorable, cierra las puertas a todas las Doulas y puede contribuir a que no seamos bienvenidas en las salas de partos.

Servicios Dados. La Doula provee acompañamiento y apoyo emocional durante el embarazo, parto y posparto, Durante la labor, sugiere medidas de comodidad y acompaña a la mujer en todo momento. En el posparto ofrece información y apoyo emocional a la madre mientras se ajusta a su nuevo rol. En cuanto a la alimentación infantil, promueve la lactancia materna pero respeta las decisiones y deseos de la madre. Escucha a la madre y le sugiere herramientas para propiciar el vínculo entre ella y su bebé.

 Límites para Practicar. La Doula NO proporciona cuidados clínicos como tomar la presión arterial o la temperatura, monitoreo de tono fetal de corazón, exámenes vaginales o el cuidado clínico durante el posparto.  La Doula no acompaña partos sin asistencia de un profesional.

La Doula aboga por los deseos de su cliente como expresado en su plan de parto, en conversaciones prenatales, y la discusión durante el trabajo de parto. Ella ayuda a la madre a incorporar cambios de planes siempre y cuando la necesidad surja. La Doula contribuye a realzar la comunicación entre su cliente y el proveedor de asistencia médica. La Doula no puede hablar por la  madre, tomar decisiones por ella o causar la deterioración en la relación entre la madre y el proveedor de asistencia médica.

La Red Mundial de Doulas recomienda que sus miembros no lleven en automóvil a la madre o el bebé a menos que exista una emergencia que amenaza la vida de alguno de ellos y una ambulancia no pudo llegar a la casa de la familia a tiempo.  Tampoco recomienda que aplique o trate de hacer resucitación artificial.

Comportamiento profesional: La Doula debe conocer cuáles son los límites de su rol y actuar en consecuencia, por lo tanto deberá abstenerse de realizar tareas que no le competan. Es deber de la Doula actuar con honestidad, trasparencia y responsabilidad para honrar la profesión y trabajar en sana convivencia con sus compañeras, otros profesionales u otras personas involucradas en el cuidado de la madre que se acompaña. La Doula no proporciona atención o ningún tipo de cuidados médicos/clínicos,  no ofrece opiniones médicas y no interfiere con los procedimientos que el personal de salud realiza.  La Doula facilita la buena comunicación entre la mujer que acompaña y el equipo médico.

Respeto por la diversidad: Basado en el principio de los Derechos Humanos Universales la Doula se compromete a  respetar la dignidad y el valor de todas las personas y el derecho a la privacidad, confidencialidad, autodeterminación, diversidad y autonomía. Asimismo la Doula se compromete a respetar la cultura de la madre que acompañe, entendiendo y considerando las diferencias individuales, culturales, de género, etnia, religión, ideología, orientación sexual, condición socioeconómica, u otras.

Las Doulas que también son profesionales de la salud pueden proporcionar estos servicios dentro del ámbito de práctica de sus profesiones, pero sólo después de dejar claro que no están funcionando como una Doula en el  momento de la atención. Para las necesidades más allá del ámbito de práctica de la Doula, se hacen referencias a los profesionales adecuados.

Respeto por el Código de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna de la  OMS/UNICEF: Toda Doula egresada se compromete fielmente a desempeñarse profesionalmente siempre respetando el Código de comercialización de sucedáneos de la leche materna, por lo cual ninguna Doula podrá recibir dinero o auspicio de empresas que fabriquen, vendan, promocionen o distribuyan artículos que sustituyan la lactancia materna tales como tetinas, chupones, sacaleches, pezoneras, leche de fórmula de cualquier tipo o alimentos infantiles complementarios comerciales.

Competencia y actualización profesional: la Doula deberá mantenerse en constante actualización, a través de la lectura personal, participación en eventos educativos nacionales o internacionales que enriquezcan su conocimiento profesional tales como talleres, simposios, congresos, encuentros que le permitan actualizar sus conocimientos obteniendo información científica y profesional relevante de los servicios que ofrece.

Experiencia. La Doula puede elegir dedicarse a acompañar mujeres en solo un área, embarazo, parto o posparto.  Para obtener la Certificación, sin embargo, debe haber participado como acompañante en las tres etapas de la maternidad (embarazo, parto y posparto) utilizando las diferentes medidas de comodidad para la embarazada y parturienta, además de acompañamiento posparto. 

Trabajo en equipo: la Doula trabajará en equipo para contar siempre con una Doula de respaldo en su actividad y un grupo de referencia con quien hacer reuniones trimestrales para exponer casos difíciles, situaciones inesperadas o cualquier otra que sirva de co-evaluación, mejora profesional y enriquecimiento grupal.

Coherencia y responsabilidad: la Doula debe recordar que su prioridad es proteger los deseos de la madre que acompaña, por lo cual deberá escuchar con atención, no juzgar y fomentar el empoderamiento en la mujer. Es obligación de la Doula ofrecer referencias adecuadas cuando se presenten situaciones que requieran el apoyo de otros profesionales. 

La Doula debe ser fiel a su compromiso con la madre y estar disponible para ella para no dejarla sola o desasistida.

Honorarios.  La Doula asegurará que sean justos, razonables, considerados, y proporcionales con el servicio realizado y con la debida consideración para la capacidad de su cliente de pagar. La Doula  desde el inicio de la relación con su cliente debe hablar claramente sobre sus honorarios,  describir los servicios que proporcionará, cuáles son las condiciones de pago y política de reembolso.  

Trabajo comunitario. Animamos a las Doulas a hacer trabajo voluntario o con costo reducido en servicios de apoyo durante embarazo, parto o posparto, siempre que le sea posible.