Costa Rica, C.A

Contáctenos

Inicio / Nacimiento humanizado


Las mujeres hemos aprendido de una u otra manera que tenemos que resistir y portarse bien, aguantar la soledad del hospital y los procedimientos dolorosos para el bien del bebé.
 


Hoy en día, muchas madres dicen “si, me fue muy bien”, aún cuando sus experiencias fueron muy difíciles, sus partos complicados o pasaron indignaciones o traumas.  Las madres de hoy, igual como las del pasado, hemos sido instruidas, dispuestas y obligadas a sufrir mucho para traer a nuestros  hijos/as al mundo. Asimismo la mayoría de las mujeres no contamos con un imagen positivo de tener un bebé, no sabemos o no creemos que el parto puede ser algo digno, gratificante y placentero.


Un buen parto es cuando la nueva madre siente estimada y cuidada, y se percata una satisfacción personal; su auto estima se eleva, siente triunfo, sus relaciones con las personas más cercanas se fortalecen, y los vínculos de amor se establecen. Estudios de tan diversas países como México, Brasil , Italia , España  e Inglaterra han identificado los elementos que más contribuyen a una experiencia feliz y el tipo atención en salud que más anhelan las mujeres:

• Estar involucrada en todo el proceso; informada y habilitada de tomar decisiones sobre su cuerpo

• Tener opciones autenticas sobre el tipo de atención y parto que desea

• Informarse de alternativos a los procedimientos médicos, y poder elegirlas

• Conocer a las personas que la cuidan, y que sean las mismas durante el embarazo, parto y posparto

• Poder decidir y, si fuera necesario, disentir a las rutinas hospitalarias

• Ser tratada con respeto y comprensión
 

La Organización Mundial de Salud (OMS) señala que el parto hospitalario - en todos los países que tienen maternidades hospitalarias - es traumático para la mayoría de las mujeres . También se han revelado que la probabilidad de sentirse deprimida después del parto está relacionada con el número y trauma de las intervenciones médicas . De la misma manera, si usted siente que los asistentes en su parto no tomaron en cuenta sus sentimientos, es probable que sentirá angustia y tristeza después.


Contrario a la opinión popular, la buena atención en el parto no es solamente cuando el personal de salud es amable, simpático o hasta cariñoso; tienen que escucharla y tomar en serio sus deseos. Un parto humanizado es cuando usted puede participar y tomar decisiones sobre su parto, cuando tiene opciones, cuando se le pregunten sobre que es lo que quiere, cuando las personas que le atienden tomen en cuenta sus sentimientos y deseos.