Costa Rica, C.A

Contáctenos

Inicio / Embarazo, Parto, Posparto y Crianza / El parto / Partos complicados / ¿Si el bebé excreta meconio qué significa y qué podríamos hacer?

21/12/2009

¿Si el bebé excreta meconio qué significa y qué podríamos hacer?

Durante la labor del parto, su bebé podría depositar los contenidos de los intestinos, una sustancia verde llamada meconio, en el agua amniótico, como consecuencia de las hormonas relacionadas con el estrés (noradrenalina). Significa que su bebé está adaptándose a un nivel disminuido de oxígeno, y el efecto de noradrenalina es destinar la sangre (con el oxígeno) a los órganos más vitales como son el cerebro, el corazón y  los riñones. En esta manera, la circulación se reduce a los intestinas que todavía no son vitales, y esta mecanismo es realmente una adaptación saludable, una muestra del funcionamiento normal del feto en la labor de parto.

Meconio en el líquido amniótico es importante ya que muestra algo de la condición del bebé por dentro, pero si todas las demás indicadoras señalan el bienestar del bebé, el meconio por si solo no indica peligro.  Los factores adicionales que hay que tomar en cuenta son:

  • si la madre haya tenido hijos antes o si es su primer parto,
  • la gestión (número de semanas del embarazo),
  • la fase y progreso de la labor de parto,
  • la fuerza y frecuencia de las contracciones,
  • los latidos cardiacos del bebé, y el lugar del parto.

Además un bebé que viene sentado, o sea con la nalgas saliendo primero, se espera que  expulsara meconio antes de nacer.

"Mi bebé echó meconio, pero como ya tuve 9 centímetros de dilatación, faltaba solamente dos horas para nacer y su corazoncito se mantuvo fuerte y estable, no nos preocupamos y mi hijo nació en excelente estado con apgars de 9 y 10."
Madre, primer parto

Es común que después de que nazca el bebé se le succione al bebé que haya nacido con meconio, no obstante esta práctica no es preventiva contra la neumonía relacionada con el meconio en el líquido amniótico. En realidad esta complicación es poco común, ya que menos de 5% de los bebés llegarán a tener la neumonía de aspiración. Se recomienda que en el momento del nacimiento, nada más, limpia la carita con una gasa. Si el bebé se enferma con la neumonía, normalmente se mejorará sin ningún efecto serio o del largo plazo.